Ármate de valor con la expansión de Catan – Ciudades y Caballeros

Ármate de valor con la expansión de Catan – Ciudades y Caballeros

En esta expansión, los habitantes de Catan tendrán que armarse de valor para enfrentar los nuevos peligros que se acercan. Si enfrentarte contra los codiciosos piratas te pareció poco, espera a que los Bárbaros lleguen a la Isla, pues Catan necesitará de tu fuerza y tus caballeros para defenderse del asedio y no desaparecer en el intento.

Si ya jugaste la expansión de Navegantes, y te gustaría subir el nivel de dificultad e incluir más elementos, además de agregar otro ladrón disfrazado de marino y repartir losetas como islas, esta expansión Ciudades y Caballeros es para ti.

Esta expansión usa como base el juego básico de catan, al igual que sus reglas y parte de los objetivos, pero esta expansión añade ciertos elementos extra y quitando otros, haciendo que los turnos se vuelvan más largos por ende, Ciudades y Caballeros tiene una duración de aproximadamente 120 minutos de juego a diferencia de los 75 minutos que dura el juego básico. Sin duda un alargue notable en el tiempo de juego comparado con el juego básico pero Ciudades y Caballeros es una expansión que entrega un modo nuevo y entretenido de juego, integrando nuevas reglas y mecánicas.

En esta nueva modalidad de juego, y como se mencionó al comienzo, la próspera isla de Catan será invadida por temibles bárbaros y los jugadores se verán en la obligación de cooperar para salvarla de la destrucción. Se tendrán que forzar alianzas para poder repeler a los Bárbaros posicionando unidades de caballeros. Pero, aunque sean tiempos de cooperación entre colonos, no podemos olvidar que debemos seguir haciendo de nuestras ciudades las más poderosas metrópolis.

Entre los nuevos elementos que podrás encontrar, están unos nuevos dados de seis caras, un dado rojo de puntos negros que remplazara uno de los dados de recursos del juego básico y un dado blanco de “acontecimientos” que tiene 3 iconos de Bárbaros y 3 iconos de Puerta de Ciudad, cada una indicada con un color diferente. Estos dados se incluirán al inicio del turno de cada jugador y se lanzaran junto a los dados de recursos, dando un total de 3 dados a lanzar al inicio del turno de cada jugador. Al lanzar estos dados, podremos saber qué hexágonos nos proporcionarán recursos (dado rojo), si los Bárbaros se acercarán a la isla o acceder a mejorar los colonos (dado de acontecimientos).

Otro elemento que hace de esta expansión resaltar es la inclusión de figuras de caballeros, lo cuales ayudaran a defender a los jugadores frente a el ataque de los Bárbaros. Estos valientes caballeros disponen de 3 niveles, Caballero simple (con 1 punto de fuerza), Caballero Fuerte (con 2 puntos de fuerza) y Caballero Poderoso (con 3 puntos de fuerza), representado por la cantidad de puntas en las banderas que la figura del caballero tenga y pueden ser desplegados o mejorados pagando una carta de piedra y una carta de lana.

Los Caballeros pueden pasar de su modo pasivo y activo pagando una carta de trigo, esto permitirá montarles una armadura que simboliza el cambio de modalidad. Con este yelmo no solamente defenderás la isla de los bárbaros, si no que también te ayudará a correr a otros caballeros y al mismísimo ladrón si te están dando problemas en alguno de tus hexágonos.

Por su parte, los bárbaros tendrán su propio mini tablero al costado de la isla, donde cada vez que sea lanzado el dado de acontecimiento y aparezca el icono que los representa, podrán avanzar un espacio, hasta que finalmente lleguen a las costas de Catan y puedan comenzar su invasión.

La fuerza que tendrán los bárbaros será equivalente a la cantidad de ciudades construidas en la isla en ese momento. Por ende, si la fuerza de los caballeros activados es mayor o igual a este número, los colonos ganan, dándole un punto de victoria al jugador que haya aportado más puntos de fuerza en el combate. En el caso de que el valor de fuerza de los caballeros sea inferior a la fuerza de los bárbaros, estos destruirán una ciudad del jugador que menos fuerza haya aportado en el combate, degradandola a un poblado.

Una vez terminado el combate, independiente del resultado, los caballeros que combatieron pierden sus yelmos y pasan a estado pasivo. Los bárbaros vuelven al punto inicial de su tablero para comenzar desde cero el avance para una nueva invasión.

Además de los caballeros, esta expansión incluye una tablilla de mejoras que nos ayudarán con avances y prepararnos para la invasión.
Esta tablilla estará dividida en tres colores, que representan mejoras en el ámbito científico (verde), comercial (amarillo) y político (azul). A su vez, en cada uno de estos habrán 5 fichas que representan los niveles de crecimiento de cada una, los cuales se conseguirán a medida que recolectemos las nuevas cartas de mercancía incluidas en el juego y que nos servirán como moneda de cambio para pagar por las fichas en cada tablilla. Estas cartas de mercancía serán papel (de los bosques), monedas (de las montañas) y tela (de los campos). Sólo pueden conseguirse a través de ciudades posicionadas en los vértices adyacentes a los terrenos antes mencionados, o bien, a través del intercambio con la banca.

Por último, para conseguir cartas de progreso gracias a las fichas compradas en las tablillas, consideraremos el resultado de los dados, aunque sólo tomaremos en cuenta el de acontecimiento y sus caras de Puerta de Ciudad, recordando que cada una de ellas tienen un color diferente según el ámbito que representa. Y a este resultado, le agregaremos el valor que obtengamos del dado rojo. Según el color de la puerta y el número del dado, ya sea en tu turno o el de otro jugador, si calzan con alguna ficha que hayan desbloqueado antes, el o los jugadores que la tengan, podrán conseguir una carta de progreso de dicho color.

Otra de las mejoras disponibles en el juego enfocada a tus ciudades, y que es necesaria antes de formar una metrópolis, es la construcción de murallas. Pagando 2 de arcilla, podrás levantar una muralla alrededor de la ciudad que selecciones, ayudándote a resistir cuando el ladrón aparezca, aumentando el límite de cartas en tu mano en 2 dos, subiendo el límite de 7 a 9. Además, cada vez que construyas una nueva muralla, aumentará en 2 el límite de cartas que podrás tener en tu mano, logrando que seas casi  intocable para el amigo de lo ajeno, aunque el jugador que haya obtenido un 7 en los dados aún podrá sacar una carta de tu mano si el ladrón ha sido posicionado en alguno de los hexágonos adyacentes a tus poblados, ciudades o metrópolis.

A modo de aclaración, en esta versión del juego el ladrón comenzará a aparecer después de la primera invasión bárbara, por lo que puedes relajarte un poco, pues independiente de las veces que salga 7 en los dados, no podrá salir del desierto antes de que la primera invasión ocurra.

Finalmente, y a diferencia del Catan original, esta partida terminará una vez que alguno de los jugadores logre llegar a los 13 puntos de victoria, en lugar de 10.

Sin duda, una de las mejores alternativas para subir el nivel de dificultad con Catan, pero manteniendo todo lo básico para adentrarte un poco más en las aventuras de los colonos más famosos en el mundo de los juegos de mesa.

Si quieren conocer las otras expansiones de Catan, no pueden perderse este articulo donde resumimos cada una.